De repente (1ra parte)


-¿Cómo te llamas?– Me dijo con una voz dulce, algo inquieta. Intenté incorporarme al instante para decir mi nombre con seguridad, incluso acompañarlo con una frase inteligente y graciosa que rompiera el hielo, cualquier cosa diferente a lo que ella esperaba, sólo para conocerla, sólo para saber de dónde provenía esa voz. Intenté incluso esbozar una sonrisa que le mostrara otra cara de mi vida, una cara que Leer más »

Silencios 2


Las palabras no son suficientes cuando las encierra el alma mientras trata de huir, tampoco las miradas cuando el corazón las encuentra mágicas por alguna razón.

Nada es suficiente en un universo intangible, ni entre eclipses de locura. Cuando nadie recuerda tu nombre y los latidos son olvidados entre auroras boreales, no hay más opción que intentar tatuar tu esencia en la piel de quienes respiran, para que aquellos que no pueden, sigan su muerte entre ocasos infinitos y amores nocturnos de cinco minutos.

Words by OmarE

Silencios 1


Cómo encontrar el momento adecuado para hablar, para besar el silencio, para recordar sin herirme, para traer tu aroma, tus miradas, todo lo que el corazón conserva, todo lo que la mente olvida. Cómo saber cuándo es preciso decir lo que no se puede decir, o callar lo que se debe entregar. Cómo saber si al mirarte a los ojos debo abrirte el alma y dejarte entrar. Cómo negar la vida que me llega cuando veo tus ojos, cuando acaricio tu sombra. Cómo olvidar que nada existe, que se trata de mi, del vacio de mi vida, de ti.

Words by OmarE

¿Para qué?


Algunas veces, mientras respiras profundo y tratas de encontrar una razón válida para justificar todo lo que has hecho hasta el momento, buscando una vida perfecta, sin sobresaltos, sin todo aquello que hace que la ira invada tu cuerpo hasta llegar a tus ojos, hasta salir de ellos (admito que es la peor parte), la impotencia envuelve todo lo que me rodea y veo escapar tu frustración en pequeños universos de amargura que recorren tus mejillas; cuánta envidia pueden generar tus lágrimas en 30 segundos de ira y tristeza,  cientos de imágenes recorren mi mente y la razón impide que cualquier músculo se mueva correctamente, incluso, que las palabras exploten con la misma fluidez con la que respiran mis letras cuando son leídas por alguien más. Leer más »

Palabras 1


Cuando se llega a ese estado de inconsciencia, en el que se puede perder o ganar y no importa, en el que se puede morir, aún cuando respiras, en el que una palabra tiene más valor del que tu vida encierra, o más furor que tu pasión misma. Cuando se reconoce que se está enamorado, sin importar que el mundo caiga y resurja cuantas veces quiera, sin necesitar las miradas de alguien más, sin alimentar los recuerdos que alguna vez te atormentaron, que alguna vez te hicieron llorar, pensar, odiar o querer morir. Leer más »

Palabras 0 (time’s come)


Porque disfrutas cada momento, cada encuentro, cada palabra, porque disfrutas sentir, vivir, llorar, porque aprendes rápido de las circunstancias, porque piensas en todo, porque quieres lo mejor de ti, de mí, porque compartimos tantas formas de ver, porque diferimos en muchas más, porque me saludas así, porque te saludo igual, porque respiramos el mismo cariño, el mismo gusto, el mismo deseo, por esto, por esto y más…

Words by OmarE