Abrazos


Tan inmensos, nos perdemos.

Sin tiempo, son eternos.

Como una tarde en casa.

Como una vida lejos.

Como un respiro que huye.

Como un rayo sin suelo.

La piel se estremece

hasta quedar sin aliento.

La temperatura sube

hasta olvidar el silencio.

Nos fusiona.

Hasta ser uno.

Hasta ser todo.

Nos evapora.

Hasta ser nada.

Distancia


La distancia no implica, ni asimila.

No procede. No excede.

No decora, ni elimina.

Es distancia, no vacío.

Es encuentro.

No pregunta, ni responde.

Es nostalgia, no olvido.

Es futuro.

Es distancia, no remordimiento.

Es nada.

Es nada, comparada contigo.

Eres todo.

Eres lugar, decoro.

Eres pregunta, y respuesta.

Eres Futuro.

Eres todo.

Eres pronto.

Todo.

Durazno


Suave.

Cálida, intuitiva

tu piel se eriza.

Ante mis manos, sobre mis ojos.

Y me hipnotiza.

Como un durazno.

La pruebo, la muerdo.

Hasta que la pepa

crujiente

me rompa un diente.

Puedo


Puedo darte vida.

Puedo quitártela.

Puedo soñarte,

y amarte,

de nuevo.

Puedo escabullirme,

y socavarte el ego.

Y penetrarte el alma.

Y desollarte entera.

Y hacerte eterna.

Idolatrarte, de nuevo.

Y odiarte, de nuevo.

Puedo despertar.

Y desangrarme.

Puedo morir.

Y olvidarte.

Puedo.

Pero no quiero.

Locura


Viene.
puntual, oscura.

Vuelve.

Incoherente,
insaciable, insolente.

Viene
a reclamarme,
como suyo, a
anularme.

Insistente.

Vuelve
a recluirme,
en su absurdo, a
destruirme.

Inclemente.

Me seduce, me
alecciona,
me convierte, me
divierte.

La hago vida.
Me hace
muerte.

Soberbia
y prepotente,
vuelve.
Consistente
y decadente,
vuelvo.

Somos uno.
Somos punto,
y somos coma.
Somos fin,
sin ninguna historia.

Absurda,
como siempre.
Puntual e incoherente,
divina.

Ella,
simplemente vuelve.

Locura.