Abrazos


Tan inmensos, nos perdemos.

Sin tiempo, son eternos.

Como una tarde en casa.

Como una vida lejos.

Como un respiro que huye.

Como un rayo sin suelo.

La piel se estremece

hasta quedar sin aliento.

La temperatura sube

hasta olvidar el silencio.

Nos fusiona.

Hasta ser uno.

Hasta ser todo.

Nos evapora.

Hasta ser nada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s