Inexcusable


Ver, con los ojos perdidos en un silencio obvio y abrumador. Ver, con la obsesión ciega del fracaso y la intranquilidad de la moral.

Ver.

.

Entender, con la mente hecha mierda y diluida en insomnios sin causa lógica. Entender, sin la ilusión del primer momento ni el calor de ese encuentro, insolente.

Entender.

.

Saber, con la vida vendida y el alma en las manos. Saber, que no hay nada y que lo escrito es mentira, que el papel se muere y su muerte no lleva recados, ni recuerdos, ni nostalgias.

Saber.

.

Creer, que lo dicho es un engaño y que el daño queda. Creer, que el odio da la razón y que su único argumento es el rencor.

Creer.

.

Esas son tus armas ineludibles.

Tu subjetividad, inexcusable.

.

Tú.

Inexcusable.

.

.

Fotografía, Daniel Guevara. Modelo, @Siderola

10 comentarios en “Inexcusable

  1. Yo quiero escribir un cadáver con vos. Lo acabo de querer. Vos querrás? Te mando besos, me fascinó este purasangre en las venas. Como siempre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s