De repente (2da parte)


hided-secret2

¿Cómo me llamo?

Dicen que la esencia es lo que importa, ¡qué va!, si así fuera no llevaría este vacío dentro, ese que se escabulle entre recuerdos y suspiros que ocultan lo que saben. Siendo honesto con la realidad, con mi realidad, lo que realmente importa no es la esencia, es la ausencia; o acaso si Dios caminara entre nosotros, ¿seguiríamos hablándole todos los días? Se trata de lo que extrañamos, eso es lo que realmente nos hace quienes somos, esa necesidad de superarlo todo, de renacer y no encontrar nada que nos atormente, aunque inconscientemente sepamos que no será así.

Quiero dormir, quiero cerrar los ojos y olvidar eso que no puedo recordar, perder eso que no puedo cargar, para qué seguir caminando si no veo hacia dónde voy, para qué seguir pensando si no puedo recordar quién soy. Cuánta tristeza cabe en cada huella que se deja atrás, en cada vida que el viento arranca de la arena sin pensarlo; cuánta tragedia puede traer no encontrar esa voz de nuevo, esa qué cuestiona mi naturaleza, esa que me atrapa en su magia y me deja sin aliento, en el piso, buscando en un destino en el que no creo una nueva conspiración, un nuevo big bang en mis ojos.

¿Amaneció? Es bueno ver el sol de nuevo, ese que te saluda y te invita a patear piedras mientras caminas. Ya no hay arena bajo mis pies ni sangre que cubra mis manos, sólo queda la tristeza que me abraza.

El aire es diferente, tanta luz me distrae, aunque, no puedo evitar pensar que todo fue un sueño, ni bueno ni malo, sólo un sueño. Qué bueno, sólo me pasé de martinis; talvez todo eso que viví fue un simple reflejo de la laguna que se creó en mi cerebro, qué lastima que esa laguna no se adueñe de mi corazón.

Mientras me levanto escucho ese zumbido acusador de la resaca, ese que te hace sentir culpa por lo que pudiste hacer en la libertad que sólo el alcohol te da. Voy por un vaso de agua, y mientras camino entiendo que dentro del sueño una verdad permanece, un número que me mantiene con vida.

¿Ya saben cuál?

Words and illustration by OmarE

8 comentarios en “De repente (2da parte)

  1. Tan buena consecución no puede tener encima todo aquella tristeza avalanzadose sobre ti… Jum… Quién despierta a mi lado luego de tantos martinis (o cervezas porque yo no tomo cocteles)? La soledad, pero no dejo que me abrace…
    Besos

  2. Mientras me levanto escucho ese zumbido acusador de la resaca, ese que te hace sentir culpa por lo que pudiste hacer en la libertad que sólo el alcohol te da. “Eso me es totalmente cierto, cuando te desinhibes por el alcohol. ¡Es triste! pero creo que a la mayoría le pasa. Y hasta ahora puedes abarcar varios caminos, igual es fuerte y llega a un punto donde puedes pasar del despecho a otra cosa o yo que sé”.

  3. El texto como te dije es impresionante, la verdad deja ver una cruda realidad, Que realidad tiene tu vida? Dejas ver mucho.

  4. ¿Es un número que mantienen con vida? ¿es tal vez el número de veces que se despierta en tu mente, corazón y alma la esperanza, la esencia o quizá la ausencia?

  5. Entonces aquí va mi mensaje de vos para tu alma, que realmente quisiera que fuera algo interesante, algo que por lo menos alivianara tu dolor, pero irremediablemente no lo será, pues se perdería el sentido de este blog, de tu vida y de la mía por cierto.
    Aun siendo solo palabras, solo pensamientos, son señales de que aun somos inmunes a la muerte (tal vez posees las 7 vidas del gato), que gritás silencios infinitos de la ausencia saturada en el mundo, y que ese mismo, de vez en cuando, musicaliza aquello autentico y realmente profundo en la vida. Si bien no quiero saber como salir de esta sujeción, ahora mismo comienzo a escuchar el sutil bajo de un jazz brillante, que suscita la banda sonora en el intercambio de vestuario en los camerinos, y “De repente” solo es un juego, solo hay que aprender a jugar de manera natural, los que no lo hacen solo miran, como yo… si escuchas?
    Estamos sujetos a la ambivalencia del alma convulsionada por lo que paso, porque ahora nada pasa, porque no hay esperanza alguna de que pase, pero si tan solo escapáramos de nosotros mismo, tal vez esa ausencia empedernida se empezaría a desvanecer como el humo en tus ojos, como la sonrisa que inventas para que otros crean que ahora hemos comprendido… ya no se que mas escribir, creo que me pase, creo que este es el comentario mas absurdo, extenso e inelocuente en todo el sitio… pero, cumplí mi misión.

    Como no: Pedro de mis amores.

  6. la escencia …ke va!!! si nadie se percata ke existe…solo ven una falsa realidad…el numero es el ke va acompanado de ausencia y soledad…ese antes del primero ke siempre permanece..de todo lo ke viene y va…de seres reprimidos acompanados de sus miedos ke no les permite expresar…ese elixir ke da vida a sus suenos..a sus deseos ..en momentos vagos..para despues nunca mas recordar y dejarlo todo en eso un sueno ….nada…0, y seguir en la cruda realidad sin camino alguno.. tenias toda la razon…encaja perfectamente entre ciertos recuerdos…la realidad a la ke todos keremos escapar..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s