Palabras 1


Cuando se llega a ese estado de inconsciencia, en el que se puede perder o ganar y no importa, en el que se puede morir, aún cuando respiras, en el que una palabra tiene más valor del que tu vida encierra, o más furor que tu pasión misma. Cuando se reconoce que se está enamorado, sin importar que el mundo caiga y resurja cuantas veces quiera, sin necesitar las miradas de alguien más, sin alimentar los recuerdos que alguna vez te atormentaron, que alguna vez te hicieron llorar, pensar, odiar o querer morir.

Cuando se muere, sin importar la naturaleza, sin pensar en el por qué o en la realidad de esa forma de morir, o de vivir esa muerte, de sobrellevar las razones, de envidiar a quienes mueren por nada, pero nunca a quienes entregan todo, a ti, a mi, al mundo, sin importar, sin sonreír, sin vivir, es cuando se aprecia el verdadero valor de aceptar lo que el alma siente, lo que la vida encierra en su muerte, en el dolor de respirar, de ver, de recordar.

Un comentario en “Palabras 1

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s